Free cookie consent management tool by TermsFeed Policy Generator

La halitosis

La halitosis o mal aliento es el conjunto de olores desagradables que se emiten por la boca.
Es un problema bastante común y que puede interferir de forma negativa en las relaciones interpersonales, tanto afectivas y sociales como profesionales.
A pesar de que habitualmente se suele pensar que el mal aliento está relacionado con problemas estomacales, sólo un 10% de los casos de halitosis son debidos a trastornos digestivos, otorrinolaringológicos, trastornos sistémicos…
El 90% de los casos de mal aliento se originan en la boca debido principalmente al acúmulo de biofilm bucal (placa bacteriana) en la lengua y a otros problemas bucales como las enfermedades de las encías o la caries.
Es muy importante no confundir la halitosis con el mal aliento temporal: la ingesta de alimentos como el ajo, la cebolla, los picantes, así como el consumo de tabaco, alcohol, etc. también provocan mal olor.
Es un problema bastante común y que puede interferir de forma negativa en las relaciones interpersonales, tanto afectivas y sociales como profesionales.
A pesar de que habitualmente se suele pensar que el mal aliento está relacionado con problemas estomacales, sólo un 10% de los casos de halitosis son debidos a trastornos digestivos, otorrinolaringológicos, trastornos sistémicos…
El 90% de los casos de mal aliento se originan en la boca debido principalmente al acúmulo de biofilm bucal (placa bacteriana) en la lengua y a otros problemas bucales como las enfermedades de las encías o la caries.
Es muy importante no confundir la halitosis con el mal aliento temporal: la ingesta de alimentos como el ajo, la cebolla, los picantes, así como el consumo de tabaco, alcohol, etc. también provocan mal olor.

¿Qué causa el mal aliento?

Read More
Afecciones dentales o bacterias

  • Acúmulo de biofilm bucal (placa bacteriana) en la lengua: el 41% de los casos de mal aliento tienen origen lingual.
  • Caries, gingivitis y periodontitis.
  • Boca seca, úlceras, aftas y flemones.
Read More
Hábitos dietéticos

  • Tras el consumo de alcohol, café, té, etc.
  • Después de fumar.
  • Tras la ingesta de ciertos alimentos como: comidas picantes, ajo, cebolla...
Read More
Otras posibles causas

  • Algunos medicamentos.
  • Enfermedades sistémicas.
  • Uso de prótesis u ortodoncia.
  • Al despertarse por la mañana.
  • Largos periodos de ayuno.
  • Épocas de estrés.
  • Insuficiencia en la ingesta de líquidos.

Afecciones dentales o bacterias

Hábitos dietéticos

Otras posibles causas

Mejora tu vida social  y profesional

La halitosis suele provocar en las personas que la sufren, falta de confianza y baja autoestima. Afecta a la relación con los demás y evita la comunicación oral, pudiendo llegar a dañar la imagen personal/profesional o interferir en las relaciones íntimas. Con un diagnóstico adecuado y un tratamiento específico se puede mejorar la calidad de vida de las personas que sufren halitosis.

¿Quieres saber si puedes tener mal aliento?

Realiza este sencillo test de verdadero falso y descubre si puedes padecer de halitosis.

Consejos

Mantener una correcta higiene bucal diaria

Eliminar el biofilm (placa bacteriana) que se acumula en la cavidad bucal, lo que incluye un cepillado dental con una pasta dentífrica específica junto con la limpieza interproximal mediante el uso de sedas y cintas dentales, cepillos interproximales o irrigadores bucales. Se debe completar con un colutorio específico para la halitosis. Sin olvidar la limpieza dr la lengua, en la que se acumulan bacterias y que tendemos a olvidar en nuestra rutina diaria de higiene bucal mediante el uso de un limpiador lingual.

Seguir una dieta equilibrada

El estado de sequedad bucal juega un papel relativamente importante en la halitosis, por lo que se aconseja consumir alimentos que estimulen la producción de saliva. El ácido cítrico, que encontramos en las naranjas, las mandarinas y el limón, es un potente estimulador de la secreción salival. El yogur natural también ayuda a reducir los gases presentes en la boca, causantes del mal aliento.

Reducir la ingesta de alimentos de sabores fuertes


Reducir los alimentos que alteren el olor de la boca, como el café, la cebolla o el ajo, tanto al momento de tomarlos como en las horas posteriores.

Evitar el alcohol y el tabaco

No solo son nocivos para nuestra salud, sino que además resecan la boca y son culpables del mal aliento temporal.

Beber mucha agua

Una de las causas del mal aliento es la sequedad bucal, por lo que beber abundante agua no solo será positivo para tu salud en general, sino que te ayudará a aumentar el flujo de saliva y a mantener una boca fresca.

La mejor forma de comprobar si se sufre de halitosis o mal aliento es acudir al odontólogo para que pueda establecer un correcto diagnóstico y un tratamiento adecuado.

Recuerda que sólo el 10% de las halitosis provienen problemas estomacales o derivado de alguna patología en el área otorrinolaringológica u otras patologías sistémicas. Si padeces un problema de este tipo, consulta con tu médico para un tratamiento adecuado y así evita la halitosis.

Nuestras soluciones destacadas

Descubre el tratamiento que te ayudará a combatir el mal aliento.

Últimos artículos

Pregunta 1 de 6
¿Te levantas algunas mañanas con mal sabor de boca?
Esto te pasa por una razón: la saliva realiza una función natural de limpieza de la boca, función que se ve mermada durante el sueño porque disminuye el flujo salival. Esto facilita el crecimiento incontrolado de las bacterias, y algunas de ellas producen gases malolientes que provocan mal sabor y, por tanto, mal aliento.
SI
NO
Siguiente
Pregunta 2 de 6
¿Tienes problemas de boca seca?
Piensa que la boca seca contribuye al mal aliento: cuando el flujo salival disminuye, se pone en riesgo la limpieza natural de la boca (función que lleva a cabo la saliva), además de generar cambios en la microbiota oral aumentando el número de bacterias responsables del mal aliento. Además, si tienes más de 60 años tienes más posibilidades de tener la boca seca debido a cambios regresivos en sus glándulas salivales que afectan a la cantidad y la calidad de la saliva, a pesar de llevar a cabo una buena higiene bucal. También existen medicaciones que tienen como efecto secundario la disminución de saliva, haciendo más probable que tengas mal aliento.
SI
NO
Siguiente
Pregunta 3 de 6
¿Padeces sinusitis?
Si sufres sinusitis crónica, ésta puede ser la causa de tu mal aliento. La queja más común de los pacientes con sinusitis crónica es el goteo post nasal sobre la base de la lengua. Éste contiene material purulento que, al unirse a la microbiota existente, desarrolla una infección crónica que produce halitosis.
SI
NO
Siguiente
Pregunta 4 de 6
¿Sufres algún problema gástrico?
Si tienes dispepsia (gastritis, esofagitis o úlcera péptida), puede que el reflujo gastroesofágico te afecte al aliento. Y es que un esfínter esofágico debilitado permite la salida de los olores gastrointestinales.
SI
NO
Siguiente
Pregunta 5 de 6
¿Llevas prótesis dentarias u ortodoncia?
Las dentaduras, puentes u ortodoncia removible pueden acumular restos de comida, por lo que deben extraerse y limpiarse como mínimo una vez al día, así como acudir periódicamente al dentista para que te realice una higiene a fondo. Además, si te dejas puesta la dentadura durante toda la noche, por la mañana se produce un olor fácilmente reconocible que resulta un poco desagradable. Los aparatos de ortodoncia fija, por otra parte, facilitan la retención de restos alimenticios y por tanto, es importante realizar una limpieza exhaustiva para evitar no sólo el mal aliento, sino también las caries.
SI
NO
Siguiente
Pregunta 6 de 6
¿La superficie posterior de la lengua tiene una coloración blanquecina?
Esta capa recibe el nombre de cubrimiento lingual y se define como una capa adherente de color blanco, a veces ligeramente marrón, adherida al dorso de la lengua, compuesta por células descamativas, metabolitos, nutrientes y bacterias. La evidencia científica indica que esta capa contribuye a la presencia de mal olor oral ya que los microorganismos que están presentes en ella tienen la capacidad de producir gases malolientes (conocidos como Compuestos Volátiles de Sulfuro). Esta capa aparece sobre todo en la raíz o parte posterior de la lengua ya que, por su ubicación, entre la cavidad oral y la faringe, no puede ser sometida a una autolimpieza. Además, los líquidos y secreciones de las fosas nasales quedan retenidos entre las irregularidades propias de esta zona, favoreciendo el mal aliento. A todo esto, cabe añadir que es una zona difícil de limpiar mediante un cepillo dental, por lo que se recomienda el uso de un limpiador lingual.
SI
NO
Si en alguna de estas preguntas has contestado SI, te aconsejamos que consultes con tu dentista para valorar si tienes mal aliento y su causa
Cerrar