ePrivacy and GPDR Cookie Consent by Cookie Consent

Blog

No te imaginas todo lo que se acumula en la lengua.

 

En la boca de una persona adulta se pueden llegar a acumular más de 1000 especies de bacterias diferentes, gran parte de ellas se encuentran en la lengua. Muchas de estas bacterias tienen acciones  positivas para nuestro cuerpo, sin embargo hay otras que generan daño o afectaciones como el mal aliento.

El 41% de casos de mal aliento son de origen lingual, por eso es necesario tener en cuenta la limpieza de la lengua como una acción muy importante en la higiene bucal diaria. El Limpiador Lingual Halita elimina la película de bacterias y restos de alimentos que se acumulan en la lengua y producen gases malolientes que provocan la llamada, halitosis. Se compone de dos caras, una de perfil ondulado que se adapta a la depresión central de la lengua cuando se arrastra sobre ella para limpiarla y la otra de perfil liso que se arrastra por los laterales para limpiar fácilmente toda la superficie de la lengua.

 

Más información sobre el Limpiador Lingual Halita aquí.

Comprueba si tu lengua te está provocando mal aliento

mal olor lengua

¿Sabías que en la lengua se acumulan la mayor parte de bacterias de tu boca? Pues es cierto, la lengua es el órgano central de la cavidad bucal y en ella se adhieren también los restos de alimentos. Según estudios, el 41% de los casos el mal aliento son de  origen lingual.

Para saber si tu lengua puede ser causante de mal aliento, debes hacer una sencilla autoevaluación basada en la observación de tu lengua frente a un espejo. Si al hacerlo observas en tu lengua una capa de color blanquecino o incluso amarillento es señal que tu lengua no está limpia.

limpiador-lingual-bl1cfd3dEsta capa recibe el nombre de cubrimiento lingual y se define como una capa adherente compuesta de células descamativas, metabolitos, nutrientes y bacterias.

Saber más sobre el cubrimiento lingual

Esta fina película  provoca la presencia del mal olor bucal,  ya que los microorganismos que están presentes en ella tienen la capacidad de producir gases malolientes, conocidos como Compuestos Volátiles de Sulfuro (CVS). Además, los líquidos y secreciones de las fosas nasales quedan retenidos entre las irregularidades propias de esta zona, favoreciendo el mal aliento.

A todo esto, cabe añadir que es una zona de difícil acceso para poderla limpiar con un cepillo dental, por lo que se recomienda el uso de un limpiador lingual como el de HALITA®, específicamente diseñado para garantizar una completa higiene lingual.

El limpiador lingual elimina la película de bacterias y restos de alimentos productoras de gases malolientes que se forma sobre la superficie de la lengua. Sus dos caras, una de perfil ondulado, especial para adaptarse a la depresión central de la lengua, y otra de perfil liso, para limpiar los laterales, permiten efectuar fácilmente la limpieza de la lengua. Un elemento imprescindible para conseguir eliminar y prevenir el mal aliento usándolo diariamente junto con el cepillo.

Si quieres saber más:

Motivos para usar un limpiador lingual 

Ver Producto Limpiador Lingual HALITA® aquí.

También te puede interesar: 5 maneras de saber si tienes mal aliento. 

¡No olvides los laterales de tu lengua!

Laterales de la lengua

Para mantener un aliento fresco, evitar la aparición de halitosis y disfrutar de una boca libre de bacterias, has de limpiar siempre tu lengua complementando el cepillado diario de tus dientes.

En tu lengua se acumulan la mayor cantidad de bacterias de la boca, por eso es muy importante que elimines diariamente la placa bacteriana que se acumula allí. ¿Por qué? Porque al hacerlo evitarás la producción de gases malolientes que provocan mal aliento.

Muchas veces al limpiarla solo se hace en el centro de la lengua olvidando los laterales. ¡No lo hagas! Las bacterias que se acumulan en la lengua lo hacen sin miramientos y si te olvidas de los laterales, no estás realizando una limpieza completa.

Limpiador lingual

Para deshacerte de toda la placa bacteriana utiliza un limpiador lingual. Es la ayuda ideal para mantener una buena Salud Bucal y gozar de una sonrisa sana.

Dale a tu lengua el mismo cuidado que le das al resto de tu boca. Y ya sabes… ¡los laterales también son importantes!

 

¿Por qué usar un limpiador lingual?

Por qué usar un limpador lingual

La lengua es la localización más importante para el acúmulo de las bacterias causantes del mal olor. Muchas veces descuidamos su limpieza al realizar nuestra higiene bucal diaria.

Tu lengua necesita una ayuda extra para mantener una buena Salud Bucal, ¡ayúdala utilizando regularmente un limpiador lingual! Eliminarás diariamente la capa de bacterias y los restos de comida que se acumulan sobre su superficie, principalmente en el dorso posterior y evitarás de esta forma la producción de gases malolientes que provocan mal aliento.

Tener tu lengua limpia te ayudará a mantener un aliento agradable, así como evitar otras enfermedades bucales como las enfermedades periodontales, infecciones producidas por hongos, etc.

Según datos recogidos del I Simposio Europeo de Halitosis, el limpiador lingual es un 30% más eficiente que un cepillo dental en la limpieza de la lengua; esto se debe a que se eliminan mayor cantidad de bacterias porque permite alcanzar las zonas más lejanas de la lengua y además es más preciso, higiénico y menos agresivo que un cepillo dental.

Es posible que la primera vez que vayas a utilizar uno experimentes una sensación de náuseas y esto te impedirá llegar a las zonas más lejanas de tu lengua. Pero no desesperes, ¡con el tiempo esta sensación desaparece y podrás limpiar tu lengua de la mejor manera!

Descubre cómo eliminar el cubrimiento lingual correctamente utilizando un limpiador. ¡Y comienza a disfrutar de una higiene bucal completa!

¿Qué es el cubrimiento lingual?

cubrimiento lingual

La Halitosis es una patología común que afecta –al menos- al 30% de la población. Pero existen varios tipos de Halitosis y causas que la originan.

La relación entre la halitosis oral y las sustancias depositadas en el dorso lingual está claramente demostrada. Ese conjunto de sustancias, que incluyen elementos de la sangre y otros nutrientes (procedentes de la saliva, la dieta, las mucosidades de la faringe…), grandes cantidades de células epiteliales descamadas y bacterias, es lo que vamos a denominar “cubrimiento lingual”.

Podemos auto-inspeccionar nuestra lengua y ver si necesitamos limpiar nuestro cubrimiento lingual: si al ponernos frente al espejo vemos restos alimenticios o una especie de placa blanco-amarillenta ¡necesitamos limpiar nuestra lengua!

Si observamos que la lengua presenta restos alimenticios o una especie de placa blanco amarillenta es ineludible el uso de un limpiador lingual.

Si observamos que la lengua presenta restos alimenticios o una especie de placa blanco amarillenta es ineludible el uso de un limpiador lingual.

Y te preguntarás, ¿qué hacer para evitar la acumulación de bacterias en la lengua? Tu gran aliado será el limpiador lingual. A continuación te explicamos cómo usar el limpiador lingual Halita diseñado específicamente para la eliminación del cubrimiento lingual:

  1. Limpia primero la parte central de la lengua, utilizando la cara del limpiador que presenta un saliente. Para ello, sujeta el limpiador lingual por el mango de modo que el saliente quede en la parte inferior.
  2. Saca la lengua e introduce el limpiador lingual en la boca intentando alcanzar la parte más lejana de la lengua.
  3. Arrastra el limpiador por el centro de la lengua hacia la parte delantera de la boca.
  4. Aclara el limpiador con agua.
  5. Limpia los laterales de la lengua utilizando la cara lisa del limpiador. Aclara el limpiador después de cada pasada.
  6. Enjuaga abundantemente con agua al finalizar.

Los primeros días de uso es posible que el uso del limpiador te provoque una sensación de náusea. Con el tiempo, esta sensación desaparecerá y podrás ir alcanzando zonas más lejanas de la lengua.

Pero recuerda combinar el limpiador lingual con unas pautas adecuadas de higiene bucal incluyendo la limpieza interproximal ¡y a disfrutar de un aliento fresco!

 

La Lengua también cuenta

main_blog_1

La lengua juega un papel muy importante en la producción del mal aliento. El dorso lingual constituye un nicho ecológico único que favorece la acumulación de bacterias y sustratos proteicos creándose sobre ella una capa visible blanca-amarillenta, conocida como cubrimiento lingual. Esta capa tiene una relación directa con el grado de halitosis: cuanto más espesa es, peores son los olores que se desprenden.

Continúa leyendo La Lengua también cuenta