Blog

¿Afectan las estaciones del año al mal aliento?

Afectan las estaciones de año al mal aliento

Hay diferentes causas por las que la halitosis aparece. La mayoría no tienen que ver con el cambio estacional, como son la acumulación de la placa bacteriana, largos periodos de ayuno, épocas de estrés, enfermedades estomacales, etc. Son los mismos cambios de hábitos producidos por las estaciones del año las que pueden afectar al aliento.

En verano, la sequedad bucal y la insuficiencia en la ingesta de líquidos pueden ser las responsables del mal aliento, por lo que es importante hidratarse debidamente y con frecuencia. Beber agua a menudo no solo ayuda con la halitosis, sino también es importante para mantener la piel bien hidratada.

En invierno, la gripe y la tos pueden provocar también halitosis. Los principales motivos son las secreciones de mocos y la sequedad bucal producida por la tos. En estos casos se puede  limpiar la nariz con preparados de agua marina y, a su vez, hidratar el cuerpo para diluir la mucosidad.

Resumiendo, la época del año no tiene por qué afectar al mal aliento si se siguen estas recomendaciones, no se descuida la ingesta de líquidos, se mantiene una higiene bucal adecuada y se usan, si se necesitan, productos específicos para eliminar el mal aliento.

Consejos para combatir el mal aliento a través de la alimentación

Consejos para combatir el mal aliento a través de la alimentación

¿Has sufrido halitosis en algún momento de tu vida? La halitosis temporal o el mal aliento es un problema que se asocia a la acción de las bacterias localizadas en la lengua y en la cavidad bucal. Estas bacterias desprenden gases al metabolizar los restos de alimentos y otras sustancias presentes en la boca.

Determinados alimentos como el ajo, la cebolla o el café pueden favorecer el mal aliento. Incluso ciertos tipos de alimentación pueden provocar halitosis temporal.

Sin embargo, el mal aliento puede combatirse con una higiene bucal correcta y una alimentación adecuada..

Para ello te recomendamos seguir los siguientes hábitos:

– Toma alimentos que estimulen la producción de saliva: Cuando la boca se seca debido a una disminución de saliva, ésta no puede regular la acumulación de bacterias en la lengua por lo que se origina el mal aliento. Para evitarlo debes hidratar tu boca y ciertos alimentos, como los cítricos, pueden ayudarte a estimular la secreción de saliva.

– Incrementa la ingesta de alimentos ricos en clorofila: La clorofila tiene una propiedad refrescante que ayuda a percibir una sensación más fresca en la boca.

– Consume té verde: Un remedio natural perfecto para inhibir la halitosis es el té verde. Esta infusión contiene muchos antioxidantes que ayudarán a controlar y regular la acumulación de bacterias en la cavidad oral.

– Bebe mucha agua: Una correcta hidratación te ayudará a estimular la secreción salival.

– Come con frecuencia: Estar en ayuno puede potenciar la halitosis. Saltarse una comida o seguir dietas hipocalóricas aumenta las probabilidades tener mal aliento ya que no permites que la saliva (durante la masticación y deglución) realice su función natural de limpieza.

Para que te hagas una idea de cómo puedes cuidar tu salud bucal a través de la alimentación, te recomendamos consultar esta infografía de DENTAID con consejos interesantes.

Y recuerda ¡cuidando tu alimentación, también cuidas tu salud bucal!