Blog

Comidas veraniegas para combatir el mal aliento

¿Por qué padezco halitosis? Son muchos los factores que pueden provocar el mal aliento, desde una incorrecta higiene bucal hasta ciertas enfermedades como la gingivitis o la periodontitis, incluso, el consumo de determinados alimentos.

Para terminar con este mal, los expertos recomiendan beber mucha agua para evitar tener la boca seca y seguir unas pautas de higiene bucal completa que incluyan un adecuado cepillado de los dientes, sin olvidar la limpieza de la lengua.

Sin embargo, la alimentación también juega un papel importante. De la misma manera que se recomienda no tomar alimentos de sabores fuertes que alteren el olor de la boca como el café, el alcohol o el ajo, hay alimentos frescos, típicos del verano, que pueden ayudar a evitar el mal aliento temporal. Estos son:

– Las frutas como la manzana, la pera, el melón y la sandía. Tomar estos alimentos aumenta la generación de saliva, encargada de regular las bacterias que residen en la boca.

– El limón es enemigo del mal aliento. Se trata de un alimento muy refrescante que puede conseguir neutralizar en parte el mal olor.

– El yogur natural ayuda a reducir los gases (sulfuro de hidrógeno y metilmercaptano) presentes en la boca y causantes del mal aliento.

Desde Halita te recomendamos preparar ensaladas verdes con frutas, un plato perfecto para la llegada del calor que te ayudará a tener la boca fresca y sin mal aliento. ¡Pruébalo!

Si aún así, el mal aliento persiste, acude a tu odontólogo para que determine el origen de la halitosis y te ayude a solucionar el problema.

Consejos para combatir el mal aliento a través de la alimentación

Consejos para combatir el mal aliento a través de la alimentación

¿Has sufrido halitosis en algún momento de tu vida? La halitosis temporal o el mal aliento es un problema que se asocia a la acción de las bacterias localizadas en la lengua y en la cavidad bucal. Estas bacterias desprenden gases al metabolizar los restos de alimentos y otras sustancias presentes en la boca.

Determinados alimentos como el ajo, la cebolla o el café pueden favorecer el mal aliento. Incluso ciertos tipos de alimentación pueden provocar halitosis temporal.

Sin embargo, el mal aliento puede combatirse con una higiene bucal correcta y una alimentación adecuada..

Para ello te recomendamos seguir los siguientes hábitos:

– Toma alimentos que estimulen la producción de saliva: Cuando la boca se seca debido a una disminución de saliva, ésta no puede regular la acumulación de bacterias en la lengua por lo que se origina el mal aliento. Para evitarlo debes hidratar tu boca y ciertos alimentos, como los cítricos, pueden ayudarte a estimular la secreción de saliva.

– Incrementa la ingesta de alimentos ricos en clorofila: La clorofila tiene una propiedad refrescante que ayuda a percibir una sensación más fresca en la boca.

– Consume té verde: Un remedio natural perfecto para inhibir la halitosis es el té verde. Esta infusión contiene muchos antioxidantes que ayudarán a controlar y regular la acumulación de bacterias en la cavidad oral.

– Bebe mucha agua: Una correcta hidratación te ayudará a estimular la secreción salival.

– Come con frecuencia: Estar en ayuno puede potenciar la halitosis. Saltarse una comida o seguir dietas hipocalóricas aumenta las probabilidades tener mal aliento ya que no permites que la saliva (durante la masticación y deglución) realice su función natural de limpieza.

Para que te hagas una idea de cómo puedes cuidar tu salud bucal a través de la alimentación, te recomendamos consultar esta infografía de DENTAID con consejos interesantes.

Y recuerda ¡cuidando tu alimentación, también cuidas tu salud bucal!