Blog

¿Cómo decirle a alguien que tiene mal aliento?

El mal aliento no solo afecta a los que lo padecen sino también a los que deben convivir con ellos y, para solucionarlo, te ves obligado a hacérselo saber. La cuestión es ¿cómo decirle a alguien que tiene mal aliento sin herir sus sentimientos? Por un lado te encontrarás ante una situación incómoda pero por otro conseguirás solucionar el problema y, además, tendrás una actitud honesta con esa persona ya que es muy probable que no sea consciente de ello.

Para decidir cómo decírselo primero debes valorar cual es tu grado de confianza con esa persona: puede ser tu pareja, tu madre, tu hijo, tu compañero de trabajo, tu amigo…

 

Alto grado de confianza: Díselo directamente.

Cuando la persona que padece mal aliento es un ser muy cercano lo mejor es decírselo directamente. Para comunicárselo no exageres, puedes ser directo pero sutil y,decirle que a veces su aliento no es bueno.

Si es una persona mayor, con un vínculo muy directo contigo (padre, madre, abuelo) puedes incluso ayudarle a encontrar la solución, agradecerá que te impliques con su problema.

 

Grado de confianza medio: Habla con la persona sobre higiene dental.

Encuentra la manera de hablar con la persona que padece mal aliento sobre higiene bucodental. El objetivo es que sea consciente de los hábitos sobre higiene dental que solucionan el mal aliento y que seguramente no tenga en cuenta.

Por ejemplo, le puedes comentar que  el uso diario de un  limpiador lingual  ayuda a mantener un  aliento mucho más fresco. Eso puede empujarlo a llevar a cabo este hábito, no olvidemos que en la lengua se acumulan la mayor parte de bacterias que provocan el mal aliento.

La diferencia entre enmascarar el mal aliento y eliminarloBajo grado de confianza: Ofrécele chicles o caramelos.

Para hacerle ver a alguien con quien tienes poca confianza que padece mal aliento debes ser muy discreto. Una manera sutil de insinuarle a alguien que tiene mal aliento es ofrecerle un chicle o caramelo justo cuando estáis hablando. Para que no sea muy directo debes coger  uno para ti y luego ofrecerle otro a esa persona. Es recomendable que estéis solos y no haya más gente alrededor por si coge la indirecta a la primera y se siente ofendido porque la has hecho pública. Si es por ejemplo un compañero de trabajo y repites la situación más de una vez, se dará por aludido o empezará a plantearse si tiene un problema de halitosis. Hay que tener presente que los chicles y caramelos no solucionan el mal aliento, sino que lo enmascaran. Apartarse un poco o incluso cubrirse discretamente la nariz no es una forma tan sutil pero puede también ayudar a que la otra persona se de cuenta.

Sea como sea, si se lo dices con tacto la persona agradecerá tu sinceridad y como hemos comentado puedes incluso ayudarle a encontrar la solución. En ese caso puedes recomendar que acuda al odontólogo para determinar la causa de su mal aliento, así como la gama de productos HALITA® que ayuda a eliminar el mal aliento actuando sobre las bacterias acumuladas en la cavidad bucal productoras de sustancias malolientes.

Para obtener más información sobre el tratamiento HALITA® entra aquí.

Las técnicas de cepillado más recomendadas para prevenir el mal aliento.

La mejor técnica para lavarse los dientes contra el mal aliento.

Mucha gente lleva toda la vida lavándose mal los dientes, un factor clave para prevenir el mal aliento. Aquí te damos las pautas para un cepillado correcto de tu boca.

De forma general, todos ya sabemos que hay que cepillarse los dientes por la mañana, después de cada comida y antes de acostarse. Teniendo en cuenta esta premisa, existen varias técnicas de cepillado, algunas de las más comunes son:

– Técnica del rojo al blanco. Se cepillan los dientes desde las encías hacia el diente. Los filamentos se sitúan en la encía en un ángulo de 90º y se realizan  movimientos de arriba hacia abajo en la arcada superior y de abajo hacia arriba en la arcada inferior.

– Técnica de Bass. Se sitúa el cepillo con una inclinación de 45º y se realizan movimientos vibratorios muy cortos. Así conseguimos desestructurar el biofilm oral (placa bacteriana).

– Técnica de Bass modificada. Los filamentos del cepillo se colocan de modo similar a la técnica de Bass, pero tras el movimiento de vibración se realiza un movimiento de barrido en sentido vertical de la encía al diente.

imagen-2-foto-pequena_dentrifico

Es importante en todas las técnicas seguir un orden que deberá ser siempre el mismo para no olvidar ninguna superficie dentaria. Por ejemplo en primer lugar cepillar el cuadrante superior derecho por la parte externa, seguida de el cuadrante superior izquierdo también por la parte externa, cuadrante inferior izquierdo y cuadrante inferior derecho también por la parte externa. Seguiremos otra vez el mismo orden pero ahora por la parte interna y sin olvidar las caras oclusales.

Cualquiera de estas técnicas es válida para mantener los dientes limpios y sanos pero para prevenir el mal aliento es importante incorporar al cepillado de tus dientes unos procedimientos de higiene que tienen un papel fundamental en el control de la halitosis ya que disminuyen la carga de bacterias y sustratos presentes en la cavidad bucal.

imagen-3-pasta-dentaidCepíllate también la lengua. Tanto en la parte anterior como en la posterior de la lengua se acumulan muchas bacterias que son las causantes del mal aliento. Por ello tras el cepillado dental, el uso de un limpiador lingual (elemento específico para la limpieza de la lengua) ayudará a eliminar las bacterias y restos de alimentos, que queden acumulados en ella, especialmente de la zona más posterior.

Por último destacar que el cepillado dental  contra el mal aliento, debe ir acompañado de un dentífrico idóneo para prevenir  la halitosis. El dentífrico HALITA® incorpora en su formulación un antiséptico bucal como es el cloruro de cetilpiridinio con actividad antibacteriana y lactacto de zinc que inactiva los gases malolientes causantes del mal aliento. Además también incorpora fluroruro sódido y xilitol que previenen la aparición de caries. Halita® es la pasta de dientes específica para el control de la halitosis oral.

Si quieres saber más sobre el dentífrico Halita entra aquí.