Blog

¿Cómo decirle a alguien que tiene mal aliento?

El mal aliento no solo afecta a los que lo padecen sino también a los que deben convivir con ellos y, para solucionarlo, te ves obligado a hacérselo saber. La cuestión es ¿cómo decirle a alguien que tiene mal aliento sin herir sus sentimientos? Por un lado te encontrarás ante una situación incómoda pero por otro conseguirás solucionar el problema y, además, tendrás una actitud honesta con esa persona ya que es muy probable que no sea consciente de ello.

Para decidir cómo decírselo primero debes valorar cual es tu grado de confianza con esa persona: puede ser tu pareja, tu madre, tu hijo, tu compañero de trabajo, tu amigo…

 

Alto grado de confianza: Díselo directamente.

Cuando la persona que padece mal aliento es un ser muy cercano lo mejor es decírselo directamente. Para comunicárselo no exageres, puedes ser directo pero sutil y,decirle que a veces su aliento no es bueno.

Si es una persona mayor, con un vínculo muy directo contigo (padre, madre, abuelo) puedes incluso ayudarle a encontrar la solución, agradecerá que te impliques con su problema.

 

Grado de confianza medio: Habla con la persona sobre higiene dental.

Encuentra la manera de hablar con la persona que padece mal aliento sobre higiene bucodental. El objetivo es que sea consciente de los hábitos sobre higiene dental que solucionan el mal aliento y que seguramente no tenga en cuenta.

Por ejemplo, le puedes comentar que  el uso diario de un  limpiador lingual  ayuda a mantener un  aliento mucho más fresco. Eso puede empujarlo a llevar a cabo este hábito, no olvidemos que en la lengua se acumulan la mayor parte de bacterias que provocan el mal aliento.

La diferencia entre enmascarar el mal aliento y eliminarloBajo grado de confianza: Ofrécele chicles o caramelos.

Para hacerle ver a alguien con quien tienes poca confianza que padece mal aliento debes ser muy discreto. Una manera sutil de insinuarle a alguien que tiene mal aliento es ofrecerle un chicle o caramelo justo cuando estáis hablando. Para que no sea muy directo debes coger  uno para ti y luego ofrecerle otro a esa persona. Es recomendable que estéis solos y no haya más gente alrededor por si coge la indirecta a la primera y se siente ofendido porque la has hecho pública. Si es por ejemplo un compañero de trabajo y repites la situación más de una vez, se dará por aludido o empezará a plantearse si tiene un problema de halitosis. Hay que tener presente que los chicles y caramelos no solucionan el mal aliento, sino que lo enmascaran. Apartarse un poco o incluso cubrirse discretamente la nariz no es una forma tan sutil pero puede también ayudar a que la otra persona se de cuenta.

Sea como sea, si se lo dices con tacto la persona agradecerá tu sinceridad y como hemos comentado puedes incluso ayudarle a encontrar la solución. En ese caso puedes recomendar que acuda al odontólogo para determinar la causa de su mal aliento, así como la gama de productos HALITA® que ayuda a eliminar el mal aliento actuando sobre las bacterias acumuladas en la cavidad bucal productoras de sustancias malolientes.

Para obtener más información sobre el tratamiento HALITA® entra aquí.