Blog

5 maneras de saber si tienes mal aliento

5 maneras de saber si tienes mal aliento

Una de cada tres personas adultas, tiene o ha tenido mal aliento. Una afección bastante común pero que es muy difícil de detectar por uno mismo. Aquí te ofrecemos 5 maneras diferentes para que tú mismo te hagas una autoevaluación. Estos métodos no te mostrarán con exactitud lo que los otros perciben, pero sí que te darán una aproximación.

Recuerda que si dudas de si tienes mal aliento debes  acudir al odontólogo que es el profesional que podrá realizarte el diagnóstico más fidedigno.

 

Método 1 – Huele tu aliento directamente

Cubre tu boca y tu nariz con ambas manos formando una copa para que el aire que expulsas vaya directamente a tu nariz. Es una de las maneras más discretas de revisar tu aliento en público pero el diagnóstico no es de los más precisos.

También puedes hacer la prueba con un vaso con el que puedas sellar la boca y la nariz para expulsar y recoger el aire en su interior.

 

Método 2 – Huele tu saliva

Lame tu muñeca con la parte más profunda de la lengua que te sea posible. Espera unos segundos hasta que se seque la saliva y entonces huele la parte lamida. Más o menos así será como huele tu aliento.

Otra forma de oler tu saliva es pasando un hisopo (palillo con algodón) por la parte posterior de la lengua. Al oler el palillo podrás tener una noción precisa de cómo huele la parte posterior de tu boca que es donde se reúnen la mayoría de bacterias que causan el mal aliento.

 

Método 3 – Pregunta a alguien de confianza

Elige a alguien de confianza, puede ser un amigo o familiar, y pregúntale sobre tu aliento. Nuestro olfato se acostumbra a los olores que percibimos a menudo y no los identifica como extraños. Esto provoca que a nosotros mismos nos sea difícil percibir nuestro aliento tal y como lo perciben los demás.

 

Método 4 – Observa tu lengua

Ponte frente al espejo y observa si tu lengua tiene un revestimiento de color blanco o incluso amarillo. Esta capa recibe el nombre de saburra lingual o cubrimiento lingual y está compuesta por  células descamativas, metabolitos, nutrientes y bacterias que causan mal olor bucal.

 

Método 5 – Fíjate en los síntomas

  • Síntoma de la boca seca: si sueles tener sequedad en la boca es posible que tengas mal aliento. La boca seca contribuye a generar mal olor ya que cuando el flujo salival disminuye, se pone en riesgo la limpieza natural de la boca.
  • Síntoma del mal sabor en la boca: un mal sabor de boca durante el día pero sobre todo por las mañanas es un síntoma claro de padecer mal aliento.

  Puedes completar esta autoevaluación  realizando el test HALITA® en nuestra web.

bodegon-multiproducto_1

Si has descubierto que tienes mal aliento debes visitar a tu odontólogo para que pueda hacer un diagnóstico del mismo. Además puedes ayudar a eliminarlo con los productos HALITA®, un tratamiento diario específico que atacará las bacterias acumuladas en la cavidad bucal productoras de las sustancias malolientes. HALITA® a través de su fórmula avalada científicamente, a base de clorhexidina y cloruro de cetilpiridinio, junto con el lactato de zinc, soluciona el problema del mal aliento.

Si quieres saber más sobre el tratamiento HALITA® entra aquí.

Comprueba si tu lengua te está provocando mal aliento

¿Sabías que en la lengua se acumulan la mayor parte de bacterias de tu boca? Pues es cierto, la lengua es el órgano central de la cavidad bucal y en ella se adhieren también los restos de alimentos. Según estudios, el 41% de los casos el mal aliento son de  origen lingual.

Para saber si tu lengua puede ser causante de mal aliento, debes hacer una sencilla autoevaluación basada en la observación de tu lengua frente a un espejo. Si al hacerlo observas en tu lengua una capa de color blanquecino o incluso amarillento es señal que tu lengua no está limpia.

limpiador-lingual-bl1cfd3dEsta capa recibe el nombre de cubrimiento lingual y se define como una capa adherente compuesta de células descamativas, metabolitos, nutrientes y bacterias. Esta fina película  provoca la presencia del mal olor bucal,  ya que los microorganismos que están presentes en ella tienen la capacidad de producir gases malolientes, conocidos como Compuestos Volátiles de Sulfuro (CVS). Además, los líquidos y secreciones de las fosas nasales quedan retenidos entre las irregularidades propias de esta zona, favoreciendo el mal aliento.

A todo esto, cabe añadir que es una zona de difícil acceso para poderla limpiar con un cepillo dental, por lo que se recomienda el uso de un limpiador lingual como el de HALITA®, específicamente diseñado para garantizar una completa higiene lingual.

El limpiador lingual elimina la película de bacterias y restos de alimentos productoras de gases malolientes que se forma sobre la superficie de la lengua. Sus dos caras, una de perfil ondulado, especial para adaptarse a la depresión central de la lengua, y otra de perfil liso, para limpiar los laterales, permiten efectuar fácilmente la limpieza de la lengua. Un elemento imprescindible para conseguir eliminar y prevenir el mal aliento usándolo diariamente junto con el cepillo.

Más información sobre el Limpiador Lingual HALITA® aquí.