Blog

Ensalada de fruta y menta

main_blog_2

La ensalada de fruta y menta es una receta especialmente pensada para aquellos momentos que quieras evitar el mal aliento: ya sea porque te acompaña una persona especial, tienes una entrevista de trabajo o, simplemente, te incomoda notar que después de comer tu aliento huele mal.

Esta receta es ideal para conseguir un aliento agradable. Es muy fácil de preparar y, además, muy fresquita. En verano, te sentará de maravilla como entrante. Aunque, si lo prefieres, puedes servirla como postre en cualquier época del año.

Su combinación de sabores… dejará boquiabiertos a todos tus invitados. ¡Y además, muy, muy fresquitos! ¡Anímate y pruébala!

¿Qué necesitas?

– 600 g de fruta variada: sandía, pera, kiwi, plátano, ciruela, cereza y frambuesas.
– Azúcar
– Zumo de una naranja natural
– Zumo de 1/2 limón
– Unas hojas de menta

¿Cómo prepararla?

Son solo 4 pasos. Vamos allá:

1. Pela y trocea la fruta en dados pequeños. Retira las semillas cuando sea necesario. Y algunas frutas, como la ciruela o las cerezas, puedes usarlas incluso sin pelar. Eso sí, asegúrate de limpiarlas bien.

2. Echa la fruta troceada en un bol y agrégale los dos zumos, el de naranja y el de limón. Echa azúcar a tu gusto y mézclalo todo bien.

3. Por último, añade las frambuesas y coloca algunas hojas de menta para que la ensalada coja sabor mentolado. Déjalo macerar alrededor de 2 horas.

4. A continuación, ya puede servirse en recipientes individuales o copas. Y si lo prefieres, decora cada ración con algunas hojas de menta.

Y a comer… ¡Que aproveche!

«    |    »