Blog

Cómo evitar el mal aliento en 5 pasos

Cómo evitar mal aliento

La halitosis es el conjunto de olores desagradables que se originan en la gran mayoría de los casos en la cavidad bucal. El mal aliento se debe principalmente alas enfermedades de las encías y al acúmulo de biofilm (placa bacteriana) en la lengua. En ocasiones puede estar relacionado con otras patologías como y a otros problemas bucales la caries. Es importante no confundirlo con el mal aliento temporal producido por toma de determinados alimentos, épocas de ayuno, etc. Quienes lo padecen sienten incomodidad y buscan acabar con este problema.

A continuación os explicamos cómo evitar el mal aliento temporal con estos sencillos consejos:

  1. Mantener una correcta higiene bucal diaria, que elimine el biofilm (placa bacteriana) que se acumula en la cavidad bucal, lo que incluye un cepillado dental con una pasta dentífrica específica junto con la limpieza interproximal mediante el uso de sedas y cintas dentales, cepillos interproximales o irrigadores bucales. .Se debe completar con un colutorio específico para la halitosis. Sin olvidar la limpieza dr la  lengua, en la que se acumulan bacterias y que tendemos a olvidar en nuestra rutina diaria de higiene bucal mediante el uso de un limpiador lingual.
  2. Seguir una dieta equilibrada. El estado de sequedad bucal juega un papel relativamente importante en la halitosis, por lo que se aconseja consumir alimentos que estimulen la producción de saliva. El ácido cítrico, que encontramos en las naranjas, las mandarinas y el limón, es un potente estimulador de la secreción salival. El yogur natural también ayuda a reducir los gases presentes en la boca, causantes del mal aliento.
  3. Reducir la ingesta de alimentos de sabores fuertes que alteren el olor de la boca ,como el café, la cebolla o el ajo, tanto al momento de tomarlos como en las horas posteriores.
  4. Evitar el alcohol y el tabaco. No solo son nocivos para nuestra salud, sino que además resecan la boca y son culpables del mal aliento temporal.
  5. Beber mucha agua. Una de las causas del mal aliento es la sequedad bucal, por lo que beber abundante agua no solo será positivo para tu salud en general, sino que te ayudará a aumentar el flujo de saliva y a mantener una boca fresca.

La mejor forma de comprobar si se sufre de halitosis o mal aliento es acudir al odontólogo para que pueda establecer un correcto diagnóstico y un tratamiento adecuado.

 

«    |    »