Blog

5 maneras de saber si tienes mal aliento

5 maneras de saber si tienes mal aliento

Una de cada tres personas adultas, tiene o ha tenido mal aliento. Una afección bastante común pero que es muy difícil de detectar por uno mismo. Aquí te ofrecemos 5 maneras diferentes para que tú mismo te hagas una autoevaluación. Estos métodos no te mostrarán con exactitud lo que los otros perciben, pero sí que te darán una aproximación.

Recuerda que si dudas de si tienes mal aliento debes  acudir al odontólogo que es el profesional que podrá realizarte el diagnóstico más fidedigno.

 

Método 1 – Huele tu aliento directamente

Cubre tu boca y tu nariz con ambas manos formando una copa para que el aire que expulsas vaya directamente a tu nariz. Es una de las maneras más discretas de revisar tu aliento en público pero el diagnóstico no es de los más precisos.

También puedes hacer la prueba con un vaso con el que puedas sellar la boca y la nariz para expulsar y recoger el aire en su interior.

 

Método 2 – Huele tu saliva

Lame tu muñeca con la parte más profunda de la lengua que te sea posible. Espera unos segundos hasta que se seque la saliva y entonces huele la parte lamida. Más o menos así será como huele tu aliento.

Otra forma de oler tu saliva es pasando un hisopo (palillo con algodón) por la parte posterior de la lengua. Al oler el palillo podrás tener una noción precisa de cómo huele la parte posterior de tu boca que es donde se reúnen la mayoría de bacterias que causan el mal aliento.

 

Método 3 – Pregunta a alguien de confianza

Elige a alguien de confianza, puede ser un amigo o familiar, y pregúntale sobre tu aliento. Nuestro olfato se acostumbra a los olores que percibimos a menudo y no los identifica como extraños. Esto provoca que a nosotros mismos nos sea difícil percibir nuestro aliento tal y como lo perciben los demás.

 

Método 4 – Observa tu lengua

Ponte frente al espejo y observa si tu lengua tiene un revestimiento de color blanco o incluso amarillo. Esta capa recibe el nombre de saburra lingual o cubrimiento lingual y está compuesta por  células descamativas, metabolitos, nutrientes y bacterias que causan mal olor bucal.

 

Método 5 – Fíjate en los síntomas

  • Síntoma de la boca seca: si sueles tener sequedad en la boca es posible que tengas mal aliento. La boca seca contribuye a generar mal olor ya que cuando el flujo salival disminuye, se pone en riesgo la limpieza natural de la boca.
  • Síntoma del mal sabor en la boca: un mal sabor de boca durante el día pero sobre todo por las mañanas es un síntoma claro de padecer mal aliento.

  Puedes completar esta autoevaluación  realizando el test HALITA® en nuestra web.

bodegon-multiproducto_1

Si has descubierto que tienes mal aliento debes visitar a tu odontólogo para que pueda hacer un diagnóstico del mismo. Además puedes ayudar a eliminarlo con los productos HALITA®, un tratamiento diario específico que atacará las bacterias acumuladas en la cavidad bucal productoras de las sustancias malolientes. HALITA® a través de su fórmula avalada científicamente, a base de clorhexidina y cloruro de cetilpiridinio, junto con el lactato de zinc, soluciona el problema del mal aliento.

Si quieres saber más sobre el tratamiento HALITA® entra aquí.

«    |